Consiste en la realización de procedimientos sin necesidad de realizar incisiones que dejarán cicatrices visibles; realizando una mínima invasión al cuerpo mediante pequeños instrumentos y una cámara. Tiene como beneficios una pronta recuperación, menor dolor, menor estancia hospitalaria y cicatrices prácticamente imperceptibles.

Prácticamente la gran mayoría de los procedimientos pueden ser realizados mediante esta técnica.

Algunos ejemplos son:

  • Laparoscopía Diagnóstica.
  • Apendicectomía.
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (Nissen).
  • Plastía de hernias.
  • Orquidopexia (testículos NO descendidos).
  • Esplenectomía (resección del bazo).
  • Pancreatectomía.
  • Toracoscopía (laparoscopía del tórax).
  • Reimplante vesicoureteral (cirugía para reflujo urinario).
  • Plastía ureteropiélica (cirugía para estenosis ureteropiélica).
  • Entre muchas otras.

¿Tienes dudas?

Conoce más acerca de los beneficios de la Cirugía Laparoscópica.